DT YLANG YLANG

DOTERRA

$ 994 

El producto se ha agotado

Derivado de singulares flores en forma de estrella, Ylang Ylang es usado con frecuencia para apoyar la salud de la piel y el cabello, mientras que simultáneamente produce un efecto calmante y promueve la actitud positiva.

Beneficios Primarios

  • Proporciona apoyo antioxidante*
  • Promueve el aspecto de cabello y piel saludables
  • Levanta el estado de ánimo mientras tiene un efecto calmante

Descripción aromática

Dulce, rico, a especias

Método de obtención

Destilación por arrastre de vapor

Parte de la planta

Flor

Principales Componentes

Germacreno, cariofileno

Descripción

El aceite esencial de ylang ylang se extrae de las flores en forma de estrella del árbol tropical ylang ylang y se usa ampliamente para hacer perfumes y en aromaterapia. Similar al jazmín, ylang ylang se ha usado durante siglos en ceremonias religiosas y bodas. En aromaterapia, el ylang ylang se usa para disminuir la tensión y el estrés y para promover una actitud positiva. El ylang ylang se usa frecuentemente en productos lujosos para el cabello y la piel por su aroma y propiedades nutritivas y protectoras. Al tomarlo internamente, el ylang ylang proporciona apoyo antioxidante.* El ylang ylang se mezcla bien con bergamota, geranio, toronja y vetiver.

Usos

  • Pon ylang ylang en un baño con sales de Epsom para la relajación.
  • Refresca tu piel con aromaterapia en un facial de vapor utilizando aceite esencial de ylang ylang.
  • Coloca en tus muñecas para un perfume dulce y floral.
  • Agrega ylang ylang al aceite fraccionado de coco de doTERRA para un acondicionador profundo para el cabello.

Instrucciones de uso 

Difusión: Utiliza tres a cuatro gotas en el difusor de tu elección.
Uso interno: Diluye una gota en 4 oz. fl. de líquido.
Uso tópico: Diluye con aceite fraccionado de coco de doTERRA para minimizar cualquier sensibilidad en la piel. A continuación precauciones adicionales.

Precauciones

Posible sensibilidad de la piel. Mantén fuera del alcance de los niños. Si estás embarazada, amamantando o bajo cuidado médico, consulta a tu médico. Evita el contacto con los ojos, oídos internos y zonas sensibles.

Compartir

Pin Post Plus

Relacionados